5 consejos de networking para conocer más personas

La actividad conocida como networking se asocia principalmente al marketing y los negocios como un proceso de gestión de contactos que se promueve con el objetivo de llevar los productos o servicios a las personas que conocemos.   Esta actividad es bastante más profunda que solamente coleccionar tarjetas de presentación y tiene varios principios que aplicados fuera de los negocios te pueden ayudar a conseguir tus objetivos de mejorar tu círculo social.   Aquí te dejamos los consejos más relevantes.

1. Ir a donde están las personas

Si quieres pescar debes ir a donde hay peces.  El mismo principio aplica a conocer personas.  Quizás con este simple consejo puedas ver con distintos ojos algunos de esos eventos a los que evitas ir como cumpleaños, bodas o fiestas de la oficina.  Si te interesa conocer personas con determinadas características puedes participar en voluntariados, grupos de lectura, actividades de cata de vinos (muchas son gratuitas), inscribirte en un club de fans de algún artista, etc.

2. La preparación

Una vez que estás en donde hay personas es importante que sepas qué hacer.  Encontrarás varios consejos importantes en el artículo 5 consejos para romper el hielo y conversar con alguien.

Muchas veces, las tarjetas de presentación se asocian solamente con el mundo de los negocios pero puedes tener un juego de tarjetas personales con los datos que te interesa compartir al conocer a una persona.  Las tarjetas tienen la ventaja de no «obligar» por ejemplo al intercambio de número de teléfono con un extraño.  Es más, si tu decides poner por ejemplo tu número o correo electrónico estás dando el primer paso de confianza.  Algunas personas corresponderán dándote su tarjeta personal o de negocios que debes conservar como algo valioso y preciado.   Otra ventaja de las tarjetas de presentación es que te permiten hacer varios contactos en un mismo evento.

3. Se memorable

Uno de las circunstancias a superar cuando estás en un lugar con varias personas es lograr un lugar en la mente de aquellos con quienes logres conversar.  En algunos casos tendrás unos pocos minutos y con otros quizás mucho más.  Lo importante es lograr una impresión memorable.  Algunas personas pueden optar por usar algún accesorio poco común o de un color poco convencional que llame la atención.  Las tarjetas de presentación del punto anterior son muy buenas herramientas de originalidad.  También puedes acudir a frases que despierten curiosidad.  Por ejemplo, es muy probable que te pregunten a qué te dedicas y en lugar de decir que eres un técnico electrónico puedes introducir una expresión memorable como «soy el Superman de las computadoras».  En el momento de retomar el contacto puedes acudir al recurso de memoria como «Hola, soy Pepito…¿recuerdas? ¿el Superman de las computadoras?» o «soy Pepito, el de la bufanda roja».

4. El seguimiento

Es quizás una de las partes más importantes del networking.  De los contactos que hayas hecho deberías hacer alguna llamada, enviar algún mensaje o correo electrónico (en ese orden de importancia) dentro de las primeras 48 horas luego de conocerlos.  Durante una reunión podrías haberle parecido interesante a otra persona o hasta fascinante.  Al día siguiente cada quien regresa a su rutina y mientras más tiempo dejes pasar estarás dejando diluir el efecto.  Usa lo más relevante del encuentro como disparador para el contacto pero no inventes algo que no se relacione contigo.  Igualmente puedes contactar para agradecer la compañía, alguna información que te hayan dado o incluso para proponer otra reunión similar.  Si durante este seguimiento la otra persona no parece tan interesada como creíste, solamente hazle saber que te interesa confirmar que tiene tu contacto así como tú tienes el suyo para lo que pueda surgir.  Evita presionar para alargar una plática o forzar una reunión porque el efecto podría ser adverso.

5. Las redes sociales

El uso inteligente de las redes te puede permitir mantener los contactos por más tiempo.  Cuando recién conoces a alguien, a menos que te indiquen lo contrario, puedes intentar el contacto en redes más impersonales como LinkedIn que por su carácter profesional por lo general solamente te expone a ideas, artículos o actividades profesionales/académicas, sin perder el contacto.  Redes más personales como Facebook te serán de mucha utilidad cuando hayas tenido ya algunos cuantos contactos con una persona.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *